Aprender lenguas

Aprendizaje, incertidumbre y confort

 

Aprender una lengua es entrar en un territorio desconocido por el que es necesario circular con un máximo de confort. Lo primero que hay que hacer es entender que se trata de un territorio amplio y complejo, que nunca se puede abarcar completamente. Junto al lógico intento de querer comprender y analizar todo lo que se pueda, de inducir reglas, de conocer un máximo de significados de una palabra o sus contextos de uso, es bueno también entender…

leer más