Aprender lenguas

Jugar gráficamente con la lengua

 

El léxico no es la lengua, como piensan a veces algunos estudiantes que aprenden largas listas de palabras de memoria sin contexto, fuera del uso y lejos de cualquier estructura sintáctica concreta. El léxico es, sin embargo, fundamental: sin la posibilidad de seleccionar en el paradigma de las palabras no existe proyección sintagmática posible, ni, pues, posibilidad de comunicarse.

Las estrategias para trabajar el léxico son múltiples y el componente motivación es crucial para ello. La visualización gráfica de las palabras de un texto, de la mano de diversas aplicaciones que se han popularizado mucho estos últimos años, puede ser, indudablemente, un buen recurso para estimular a los estudiantes de lenguas.

Las herramientas que crean nubes de palabras se hallan en la red por todas partes (provad, por ejemplo, con Tagcrowd, a partir de texto o de una web o de un fichero subido a la aplicación). Diversas herramientas que nos aportan conciencia sobre la selección del vocabulario se han popularizado mucho estos últimos años. El conocidísimo Wordle, por una parte, efectista, que dimensiona las palabras gràficament a partir de su número de apariciones en un texto. El uso de Wordle a manos de aprendices y de docentes se ha extendido muchísimo, y también la reflexión para sacar un buen partido de él en clase (observad estas cincuenta posibles aplicaciones de Wordle: “50 interesting Ways to use Wordle in the classroom”). Existen muchas más opciones para jugar con el léxico por la vía del grafismo o la generación de nubes de palabras, por ejemplo herramientas como WordItOut. En unos medios en que el texto ya no se sostiene en solitario, esta herramienta acabada de citar nos muestra, a la vez que genera nubes de palabras, imágenes alusivas a nuestro texto y nos propone, además, la búsqueda semàntica en Visual Thesaurus, de manera integrada. Otras herramientas interesantes para el trabajo con el vocabulario són Tagul, del que destacaría la dimensión estética que incorpora (nos permite jugar con las palabras de manera caligramática, con la disposición de las palabras en formas). Y una de las más brillantes es sin duda Tagxedo, de gran versatilidad, que tiene su esencia, también, en el juego entre palabras y formas. La web de esta aplicación contiene más de cien propuestas de uso que pueden ayudar a los estudiantes de lengua a utilizarla. Si esta última aplicación tiene, entre una de sus opciones, la posibilidad de mostrarnos la nube de palabras de un  usuario de Twitter, otras herramientas en la red se orientan específicamente al léxico generado en Twitter. Es el caso de Tweet Cloud. Para terminar, quiero hacer referencia a otras herramientas de juego gáfico con el léxico: ImageChef, por ejemplo, o, concebido para niños y niñas que aprenden lenguas, ABCya! Os deseo una buena reflexión sobre el léxico jugando con su traducción gráfica.

Enric Serra i Casals
Profesor de Filología Catalana, Universidad Autónoma de Barcelona
Blog: Aprendre llengües

 

Comentarios

 

Deja tu comentario

 

Normas de uso de los comentarios: Este es un espacio de libre expresión para plantear preguntas u ofrecer puntos de vista o explicaciones, pero no todo vale. Se borrarán todos aquellos comentarios que consideremos insultantes o denigrantes. También se borrarán aquellos comentarios que no tengan ninguna relación con el tema.

volver arriba