Aprender lenguas

Herramienta clave para la reflexión y la autoevaluación: el Portfolio Europeo de las Lenguas

 

El aprendiz de lenguas tiene a su disposición herramientas muy interesantes para afianzar la reflexión sobre su proceso de aprendizaje, favorecer su autoevaluación y recoger las evidencias de su aprendizaje lingüístico y cultural. En el contexto europeo, el Consejo de Europa lanzó hace una década las directrices para la elaboración de una herramienta básica en el aprendizaje de idiomas. Se trata del Portfolio europeo de las lenguas. Esta herramienta se desglosa en tres partes, el pasaporte lingüístico, la biografía lingüística y el dossier, que el usuario (el aprendiz de idiomas, de inglés por ejemplo), el único propietario de la herramienta, puede ir implementando a medida que va aumentando su competencia lingüística o intercultural.

El Portfolio europeo de las lenguas es la aplicación práctica del documento clave en Europa para la enseñanza, el aprendizaje y la evaluación de idiomas, el Marco común europeo de referencia de esta institución y ha sido imitado ya en Estados Unidos, donde su uso se experimenta en algunos estados. Entre las prestaciones que ofrece el Portfolio a su propietario se hallan: 1) la posibilidad de situarse en las diferentes destrezas del Marco, por lenguas, y determinar a partir de unas tablas de autoevaluación en que nivel se encuentra (hay que recordar que suele haber desequilibrios entre destrezas); 2) la posibilidad de reflexionar a fondo sobre su propio aprendizaje (qué estrategias han funcionado mejor en el aprendizaje lingüístico, qué planes de futuro se traza el aprendiz, etc.); 3) la posibilidad de recopilar aquellas producciones que evidencian el proceso de aprendizaje o que son, simplemente, resultados que se pueden querer mostrar a otras personas y 4) la posibilidad de dejar constancia de todos los procesos de aprendizaje lingüístico en los que el aprendiz ha participado (formales o informales) y de consignar los datos de los documentos acreditativos obtenidos. Una de las posibilidades de uso de la herramienta se relaciona con la valoración externa de la competencia lingüística. Cualquier profesor o empleador puede recibir, si lo deseamos como propietarios del Portfolio, las evidencias de nuestro dominio del idioma. Existen numerosas versiones del Portfolio europeo de las lenguas validadas por el Consejo de Europa. Muchas de estas herramientas presentan la interficie en inglés y permiten la reflexión y la elaboración de la biografía lingüística de esta lengua. Quiero recomendar, para los aprendices de la lengua inglesa, un portfolio electrónico, el de las prestigiosas asociaciones EAQUALS/ALTE. Las ventajas de la herramienta en su versión electrónica son notorias: por citar solo dos ejemplos: la facilidad de actualización de los aprendizajes (se trata de una herramienta para el lifelong learning) o la facilidad de almacenaje de evidencias en cualquier formato.

Enric Serra i Casals
Profesor de Filología Catalana, Universidad Autónoma de Barcelona
Blog: Aprendre llengües

 

Comentarios

 
  1. luz nelly cruz dice:

    yo necesito un test para autoevaluarme gracias çmuy bueno su curso he aprendido mucha gramatica inglesa

Deja tu comentario

 

Normas de uso de los comentarios: Este es un espacio de libre expresión para plantear preguntas u ofrecer puntos de vista o explicaciones, pero no todo vale. Se borrarán todos aquellos comentarios que consideremos insultantes o denigrantes. También se borrarán aquellos comentarios que no tengan ninguna relación con el tema.

volver arriba