Aprender lenguas

Estrategias de anticipación para comprender un texto

 

El componente estratégico es fundamental en el aprendizaje de lenguas. Cuando nos planteamos una actividad de comprensión de un texto (un escrito, un fichero de audio, un video, una película, etc.) es bueno tener en cuenta una serie de consejos que pueden hacernos más fácil la comprensión: con frecuencia disponemos de muchos más recursos de los que creemos para poder afrontar una actividad comprensiva y solemos cargar a la lengua que queremos aprender unas dificultades que, en realidad, podríamos resolver si activáramos todos nuestros recursos.

Apunto a continuación algunos consejos generales, fáciles de compartir con todo el mundo, pero a su vez no siempre fáciles de aplicar, porque como aprendices de lenguas tendemos a eliminar la fase reflexiva y a lanzarnos con demasiada precipitación a querer comprender. Para empezar, debemos conocer bien las condiciones de la actividad comprensiva planteada (¿podremos releer o reescuchar el texto?, ¿qué tarea concreta deberemos realizar sobre la comprensión?, ¿deberemos entender el sentido global del discurso o más bien buscar y comprender alguna información concreta?). En segundo lugar, debemos plantearnos que nos será de ayuda la información de todos los elementos del discurso (título, subtítulos, gráficos, imágenes complementarias, comunicación no verbal, etc.). En tercer lugar, debemos reflexionar a fondo sobre el tipo de discurso que queremos comprender (¿tiene una estructura prefijada, unas partes arquetípicas y previsibles?, ¿se utiliza en unas situaciones comunicativas concretas?). Esta reflexión, lógicamente, nos puede dar muchas orientaciones sobre aquello que podemos esperar y aquello que no podemos esperar en el discurso que nos proponemos comprender. Por ejemplo: sabemos con bastante precisión qué podemos esperar en un texto editorial de un periódico, en una conferencia, o en un noticiario televisivo. En cuarto lugar, nos puede ir bien reflexionar sobre el tipo de lengua previsible en el texto y sobre los problemas de comprensión que nos puede generar. ¿Vamos a hallar en él un registro formal, un registro literario, un registro coloquial, un registro académico o científico con una terminología que quizás no podríamos comprender ni en lenguas que conocemos bien si no corresponde a nuestra especialidad? Nos puede ser útil, por otra parte, hacer una previsión del vocabulario que consideramos que va a aparecer en el discurso y anotarlo o buscarlo en un diccionario. En resumen: todo lo que nos permita anticiparnos y trazar un amplio horizonte de expectativas antes de acercarnos a leer o a escuchar un discurso nos aproxima mucho, indudablemente, a comprenderlo.

Enric Serra i Casals
Profesor de Filología Catalana, Universidad Autónoma de Barcelona
Blog: Aprendre llengües

 

Comentarios

 
  1. oscar dice:

    que bueno

Deja tu comentario

 

Normas de uso de los comentarios: Este es un espacio de libre expresión para plantear preguntas u ofrecer puntos de vista o explicaciones, pero no todo vale. Se borrarán todos aquellos comentarios que consideremos insultantes o denigrantes. También se borrarán aquellos comentarios que no tengan ninguna relación con el tema.

volver arriba