Aprender lenguas

El aprendiz estratégico: incorporar lo informal

 

En el aprendizaje de una lengua nueva los espacios para aprender informalmente se nos han multiplicado enormemente. La formación lingüística formal siempre ha tenido muy presente que lo que sucedía en el espacio poco o muy artificioso del aula (especialmente en las aulas de antaño, muy cerradas al exterior) era una pequeña parte de lo que convenía al aprendiz de lengua.

Ha sido siempre un recurso tradicional invitar a los estudiantes a viajar a algún país donde se hablara la lengua meta, o a salir a la calle con orejas y ojos bien abiertos, si aprendían en un contexto en el que se hablaba la lengua que aprendían. El profesorado de la clase formal ha pedido siempre a sus alumnos que salieran a buscar conversaciones con hablantes nativos, que salieran a buscar la prensa en la lengua aprendida, que no dejaran escapar oportunidad alguna de aproximarse a la lengua. Que intentaran concretar fuera del aula el uso lingüístico, su voluntad de comunicar, sin la cual el aprendizaje es un absurdo.

La cultura digital ha cambiado ahora radicalmente las cosas y ha dejado al aprendizaje de lenguas en una situación insólita. Los nativos están por todas partes, el input lingüístico se halla en cualquier rincón de la red y al alcance de cualquiera. Los espacios para el aprendizaje informal de lengua se nos han multiplicado tanto, que gestos cotidianos entre los aprendices avanzados de hace tan solo unos años como ir a buscar un periódico en la lengua de aprendizaje en un quiosco especializado se han convertido en acciones sin sentido.

Las posibilidades de vivir experiencias significativas en la L2 son constantes: muchas de nuestras tareas cotidianas no trascendentes como informarnos de lo que acontece en el mundo, buscar una receta de cocina, localizar un tutorial que nos enseñe como funciona una aplicación informática… podemos satisfacerlas perfectamente en la lengua que aprendemos, de manera casi natural, a cambio de un tiempo que acaba siendo una inversión valiosa. Hace falta solamente saberse mover por los espacios que nos pueden proporcionar este aprendizaje informal (ampliar nuestras competencias y herramientas para aproximarnos a este input) y tener una verdadera voluntad de exposición a la lengua fuera del aula. El aprendiz de lenguas que no valora y propicia la exposición al aprendizaje informal de la lengua meta renuncia a una de las estrategias clave del nuevo aprendizaje lingüístico. El profesorado puede ayudar a ello, seguro, pero es el aprendiz apoderado el único responsable de conquistar el vasto territorio de aprendizaje informal que la red ha abierto delante suyo.

 

Enric Serra i Casals
Profesor de Filología Catalana, Universidad Autónoma de Barcelona
Blog: Aprendre llengües
 

Comentarios

 
  1. Enrique dice:

    Estoy de acuerdo contigo al 100%.
    Y no solo está internet.
    Muchas emisiones de televisión por TDT llevan además audio en inglés. También los DVDs llevan audio y subtítulos, etc, etc…

    Un saludo

Deja tu comentario

 

Normas de uso de los comentarios: Este es un espacio de libre expresión para plantear preguntas u ofrecer puntos de vista o explicaciones, pero no todo vale. Se borrarán todos aquellos comentarios que consideremos insultantes o denigrantes. También se borrarán aquellos comentarios que no tengan ninguna relación con el tema.

volver arriba